Elegí vivir con tranquilidad
Av. La Voz del Interior 7000,
Quorum Park – Córdoba.
Tel: 351 283 3107
Email:
info@modoseguridad.com.ar

Cercos eléctricos o barreras de disuación, aspectos legales.

Entrevistamos a la Abogada Elizabeth Moine de Bravo – MP 1-20772

¿El cerco eléctrico es legal en la Argentina?
A nivel nacional no existe ley que regule los cercos eléctricos, por tanto se considera el principio consagrado constitucionalmente en el artículo 19 de nuestra Carta Magna en su último párrafo que indica que : “Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe”.
Es decir, que si no está prohibido expresamente por la ley, puede ser utilizado siempre y cuando no exista otra disposición legal en contrario o que de ella surjan condicionamientos para su uso.

¿Qué sucede en Córdoba?
En Córdoba Capital, existe la Ordenanza Municipal 6545-C-18, cuyo artículo 1° establece: “REGÚLASE por la presente Ordenanza la instalación de ‘barreras de disuasión contra intrusos o cercos eléctricos’ en la ciudad de Córdoba según las disposiciones de la reglamentación para la Ejecución de Instalaciones Eléctricas en lnmuebles AEA 90364-7-771 de la Asociación Electrotécnica Argentina y las recomendaciones de la Electrotechnical Commission lnternacional IEC 60335-2-76, o las que en el futuro se actualicen.
En dicho cuerpo legal se establece, asimismo, el punitorio previsto en caso de no cumplirse con los requisitos que emanan de la ordenanza y los cuales deben complementarse con la reglamentación del Código de Convivencia de la ciudad de Córdoba que propone:
“Artículo 185 Bis de la Ordenanza N’ 12.468 Código de Convivencia de la ciudad de Córdoba: El que instalare cercas eléctricas o barreras de disuasión contra intrusos sin autorización municipal será sancionado con una multa de cien (100) a mil (1000) (U.E.M). El Juez podrá disponer además el decomiso de cercas eléctricas o barreras de disuasión de fabricación artesanal o de dudosa autenticidad o procedencia”.

¿Hay alguna otra reglamentación existente?
Sólo el Ente Nacional Regulador de la Electricidad y la Asociación Electrotécnica Argentina establecen ciertas reglamentaciones en adhesión a normativa internacional, las cuales, por falta de legislación nacional al respecto, no son exigibles. En síntesis, hay un vacío legal muy importante en la materia. Algunas empresas que comercializan cercos eléctricos fundamentan la legitimidad de su actividad en el ejercicio de la legítima defensa de la propiedad privada con base tanto en el derecho Constitucional como Penal.

¿Qué jurisprudencia existe si por algún motivo, el cerco provocara la muerte de una persona solo por tocarlo y  qué tipo de responsabilidad (civil o penal) asume el propietario?
Dependiendo del lugar geográfico (ciudad, localidad, pueblo, etc.) variará la respuesta. Si se trata de la Ciudad de Córdoba y quien lo colocó cumplió con la Ordenanza Municipal, el propietario del cerco ejercerá su defensa tanto civil como penal, en la legalidad de sus actos. Dado que el derecho es objetivo o y la aplicación del mismo es subjetiva, siempre estará más protegido quien actúe con la responsabilidad del “buen padre de familia” y dentro del marco legal del lugar donde reside. Si en el lugar de residencia no hubiera “marco legal” siempre estará más protegido si la colocación del cerco es hecha por un profesional competente y no de forma casera ni artesanal.

En cuanto a la Jurisprudencia, existe muy poco material a nivel nacional. Por ejemplo el Tribunal Oral en lo Criminal I de La Plata, Juez Claudio Bernard, encuadró el caso de un hombre fallecido al tocar un alambre electrificado en “homicidio simple con dolo eventual”, condenando a su autor (hombre de 82 años) a una pena de prisión de 8 años, accesorias legales y costas (2016). En el veredicto se dio por acreditado que el imputado, propietario de los campos “La Mary”, ubicados en Ruta 6 y calle Saladillo, “colocó en el perímetro de su propiedad un alambrado triple hilera cargando en el mismo entre 120 y 230 voltios” a sabiendas de las graves consecuencias extremadamente temerarias que dicha acción podría ocasionar.

Si tanto la instalación como el cerco y el electrificador están homologados; ¿ eso exime de responsabilidad al propietario ?
Colocar elementos disuasivos en una propiedad para protegerla de posibles delitos, es un derecho que puede ser utilizado siempre y cuando el efecto causado no sea letal, ya que, según el caso, nunca deberá existir exceso en la legítima defensa.

¿Qué requisitos debemos exigir que cumpla el cerco y/o su instalación para tener protección legal?
En el caso de la Ciudad de Córdoba, en el dispositivo legal se establecen estos requisitos mínimos que deben ser cumplidos:

  • Una altura mínima de 2,5 metros sobre el nivel del soldado terminado y estar señalizadas mediante placas de advertencia.
  • Las placas debes ser colocadas como máximo cada 10 metros con una medida no inferior a 30 centímetros en cada lado. Deberán ser confeccionadas de material reflectivo color amarillo, con el texto en ambos lados en color negro de 2 cm de altura y 0,5 cm de espesor con la siguiente leyenda: “PELIGRO CERCO ELECTRIFICADO”. Sumado a ello deberá incluir un dibujo representativo de peligro de descarga eléctrica.
  • El sistema deberá estar dentro del inmueble a proteger y en caso de colocarse en muros linderos deberá tener una inclinación de 45 grados hacia la propiedad protegida a menos que se obtenga consentimiento del vecino lindero.
  • La instalación, reparación, remoción y mantenimiento sólo podrá ser realizado por electricistas matriculados quienes emitirán certificación correspondiente conforme a normativa vigente.
  • El propietario interesado deberá pedir autorización a la Autoridad de Aplicación establecida en la normativa (artículo 8): Dirección de Obras Privadas y Uso de Suelo, habiendo sido, previamente, inspeccionado por un electricista matriculado (la vía reglamentaria establecerá su procedimiento). En caso de resultar autorizado el “Registro Municipal de inmuebles con barreras de disuasión o cercos eléctricos (Re.M. I. Ba. D.) llevará a cabo la correspondiente registración de oficio.
  • Si su colocación fue previa a la normativa (Febrero de 2018), deberá adecuar la misma a la normativa vigente a fin de evitar ser sancionado con el punitorio previsto por el mismo decreto (artículo 10) y/o poder defenderse en caso de un evento dañoso.

¿Una concertina (alambre de púas en forma de bandoneón), púas o vidrios rotos sobre la pared son más seguros legalmente hablando?
Quien los colocare deberá tener especialmente en cuenta que el artículo 5 de la misma ordenanza municipal  prescribe la prohibición de cualquier barrera que cumpla con idéntica finalidad a la de los cercos eléctricos establecidos en la misma,  pero cuya autenticidad o procedencia sea dudosa o su confección artesanal:

Articulo 5″.- PROHÍBESE la instalación de barreras de disuasión contra intrusos o cercos eléctricos, o cualquier producto de idéntica finalidad, cuya fabricación sea artesanal o de dudosa autenticidad o procedencia.

Por tanto para eximirse de responsabilidad civil o penal deberá demostrar que no ha habido de su parte exceso en la legitima defensa.

Author avatar
Modo Seguridad

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *